Últimamente el perfil del alumno de secundaria y bachillerato está cambiando. en la actualidad la mayoría de los alumnos de estas etapas tienen proyectos y objetivos claros con vistas a su futuro.

Estudiantes de Inglés para ESO y Bachillerato
  • Curso:

    ESO y Bachillerato

  • Número de alumnos:

    De 3 a 10 por grupo

  • Edad:

    desde 12 años

  • Inicio del curso:

    septiembre

  • Fin del curso:

    junio

  • Clases:

    2 clases por semana de 60 minutos / 1 clase por semana de 120 minutos con estudio guiado a distancia en nuestra plataforma

  • Complementos a los cursos generales:

    talleres monográficos (club de lectura,

    taller de pronunciación, karaoke en inglés, cine)
  • Horario:

    Tardes

Cómo son las clases

Los estudiantes que asisten a las clases de inglés en las etapas de enseñanza secundaria y bachillerato lo hacen normalmente de forma voluntaria y por ello con mucha motivación.

Los alumnos están preparándose para ser competitivos en el futuro, tanto profesional como personal, por lo que no sólo buscan obtener certificaciones oficiales, sino también hablar un buen inglés.

Por ello, las clases se orientan en dos sentidos: se trabaja el inglés en su dimensión comunicativa, lo que les permite actuar dentro de la sociedad y el inglés académico, que le dota de las herramientas necesarias para acceder a las certificaciones oficiales acreditativas de los niveles A2, B1, B2, C1 y C2. El alumno siempre se sentirá acompañado por nuestro equipo para poder alcanzar sus objetivos.

Nuestros cursos extensivos duran un curso académico de 10 meses, en sesiones de 1 hora, dos veces por semana o 2 horas en un solo día. El alumno se puede matricular en ellos en cualquier momento, aunque lo más idóneo sea hacerlo en septiembre y octubre.

  • Clases participativas, con un componente lúdico.
  • Inglés desde la primera clase.
  • Profesorado cualificado, especializado en primaria.
  • Seguimiento personalizado de cada alumno.
  • Tutorías con el profesor.
  • Informes trimestrales
  • Mock Exams (Simulacro de exámenes oficiales).
  • Aulas con pizarras digitales.
  • Programa de actividades socioculturales.

Niveles de clases de inglés para ESO y Bachillerato

Nuestros niveles siguen las prescripciones del Marco Común Europeo de Referencia (Consejo de Europa, 2001), que nos proporciona la base común para la elaboración de los programas y la selección de los materiales de enseñanza.

A1 Starter

Para principiantes absolutos que no tienen ningún conocimiento del inglés y empiezan desde cero en las áreas de vocabulario y gramática, con el objetivo de sentar las bases del idioma para desarrollar su capacidad de comunicación y comprensión oral, auditiva y escrita.

A2 Elemental

Para estudiantes que comprenden frases sencillas, indicaciones y descripciones habituales, pero sólo son capaces de utilizar palabras o expresiones sueltas para comunicarse. Su expresión oral y escrita carecen de estructura y contenido gramatical.

B1 Content

Para estudiantes que comprenden el lenguaje cotidiano y se hacen entender en contextos habituales, pero se sienten inseguros a la hora de comunicarse debido a una falta de consecución de conceptos de gramática y vocabulario.

B1

Para estudiantes que comprenden el lenguaje cotidiano en contextos familiares. Cometen errores puntuales de gramática, vocabulario y pronunciación, pero son capaces de expresar sus ideas con claridad y seguridad. Con sus conocimientos lingüísticos, podrían introducirse en el mundo profesional a nivel operacional.

B2 Pre-First

Para estudiantes que utilizan una amplia gama de conceptos gramaticales y de vocabulario para expresarse, e intentan hacer uso de estructuras más complejas aunque siguen cometiendo errores puntuales. Se expresan con seguridad en una variedad de situaciones y comprenden el idioma hablado en muchos contextos.

B2 FCE

Para estudiantes que dominan la estructura del idioma tanto a nivel oral como escrito. Se expresan con seguridad en casi toda situación y su comprensión oral refleja una capacidad de entender conversaciones a un ritmo normal. Saben hacer un uso prudente del idioma, aunque carecen de conocimientos de expresiones idiomáticas.

C1

Para estudiantes que entienden casi todo, incluso las expresiones idiomáticas y las saben utilizar adecuadamente. Exceptuando algunos errores ocasionales, su nivel de comunicación y comprensión se acerca al de la lengua materna, incluso en situaciones complejas.

C2

Para estudiantes que dominan el idioma extranjero con precisión, utilizando una amplia gama de conceptos gramaticales, vocabulario y expresiones idiomáticas para expresarse. Su nivel se asemeja al de un nativo en su comunicación y comprensión.

Evaluación Inicial

Antes de empezar un curso en Meeting Point, el futuro alumno realizará una prueba de evaluación de nivel oral y escrito. 

En esta entrevista inicial, escucharemos al alumno para poder saber más acerca de sus intereses, motivaciones y objetivos, con el fin de fijar su punto de partida, recomendarle el grupo que más se adecúe a su nivel y poder establecer metas realistas.

Preparación de los exámenes de Cambridge

Las dinámicas de preparación para los exámenes de Cambridge están integradas en las clases, junto con los contenidos del nivel. Esto supone que se van adquiriendo todos los aspectos del sistema formal y del léxico del nivel correspondiente. de forma que los alumnos van aumentando su nivel de inglés, su fluidez y corrección, a la vez que se preparan.

De esta manera, los alumnos que cursen estas clases de inglés y lo deseen, podrán acceder a las pruebas de los exámenes en los niveles:

Preguntas Frecuentes

Nativos o bilingües y además altamente cualificados y con experiencia

Nosotros creemos más bien en un concepto de enfoques.

Un método es un patrón prescriptivo establecido que no tiene en cuenta las variantes individuales, las necesidades de cada estudiante ni los estilos de aprendizaje.

Un enfoque parte de una seria reflexión sobre qué es una lengua y cómo se aprende. Toda esta reflexión da lugar a una serie de procedimientos metodológicos  que pueden variar en función de las características y variantes individuales y grupales.

Así pues, aunque tenemos unas programaciones e centro con sus procedimientos orientativos, cada profesor toma sus propias decisiones en función del perfil de sus estudiantes.

No se repasan de manera específica, ya que los alumnos proceden de instituciones escolares diferentes.

Sí que ayudamos en la medida de lo posible cuando algún alumno nos plantea dudas sobre sus deberes o sobre sus exámenes en el colegio o instituto.

La matrícula se mantiene abierta durante todo el año, siempre y cuando haya plazas libres

Antes de recomendar un grupo, el futuro alumno hará una entrevista oral en la que, con la ayuda de una prueba escrita, la profesora responsable evaluará su nivel.

Aunque intentamos que los grupos sean homogéneos, las diferencias individuales pueden aparecer.

Nuestros profesores están entrenados para gestionar estas situaciones. Si el profesor detecta un nivel fuera del standard de la clase, se comunicará a la coordinadora para tomar las medidas necesarias. Es conveniente escuchar a nuestros hijos y comentar sus inquietudes con la academia.

La obtención de los certificados de Cambridge no es una carrera de obstáculos. Cada persona tiene un ritmo y diferente nivel de madurez.

Hacemos un seguimiento individualizado de la evolución de cada alumno y le recomendamos hacer el examen sólo cuando consideramos que está preparado.

A veces, en una misma clase, hay estudiantes que están listos para hacer un examen y otros no.

Básicamente, las diferencias se derivan del formato de los exámenes, aunque también es verdad que los certificados de Cambridge tienen una mayor proyección internacional.

Podemos dar un certificado de asistencia pero, al ser un centro privado, éste no tiene ningún valor académico, sólo justifica la asistencia durante un tiempo a clases de inglés, de un nivel determinado.

Normalmente en junio, los alumnos de Secundaria que estén preparados se presentan a la convocatoria For Schools, para escolares.

Si una plaza se deja libre, podría ser ocupada por otra persona que la solicite. Para volver a reiniciar las clases hay que tener en cuenta si en algún grupo quedan plazas libres para poder hacerlo. La matrícula no se debe abonar de nuevo, puesto que es válida para todo el curso escolar.