Directora

La naturaleza y los animales, leer, vivir junto al mar, el deporte, el trato con las personas. Resumen bien cuáles son los intereses de Christine y cómo ha llegado a ser quien es hoy. Cuando Christine llegó a España con una beca Erasmus hace ya más de 15 años no entraba en sus planes enamorarse, casarse, tener un hijo, adoptar un perro y mucho menos montar un negocio.

Aunque nació en Cumbria, marchó a otra ciudad para realizar sus estudios universitarios, como la mayoría de los jóvenes británicos. Estudió el equivalente a Empresariales en la Universidad de Manchester. Decidida a viajar por Europa, tan pronto como reunió el dinero suficiente, comenzó una aventura en solitario con su mochila a la espalda y un billete de ida en la mano: viajó por varios países residiendo y trabajando en algunos de ellos. República Checa, Turquía y Grecia, fueron algunos de los países a donde le llevaron sus pasos durante 8 meses. Tiempo suficiente para conocer otras culturas, ampliar horizontes y expectativas de vida.

Al cabo de ese tiempo, regresó al Reino Unido y se fue a trabajar y vivir al campo, con un estilo de vida natural y sencillo que aún añora y al que no descarta volver algún día. La necesidad de seguir formándose pronto le llevó a fijar su mirada en la Universidad de Edimburgo, ciudad de la que se enamoró, en la que hizo muy buenos amigos y a la que vuelve con frecuencia. Allí trabajó en varias empresas y estudió un Master en Derecho Europeo y Lengua Española.

Desde entonces no dejó de formarse y de trabajar en empresas relacionadas con la enseñanza de idiomas, la traducción y la interpretación hasta que, ya en España, surgió la oportunidad de crear Meeting Point.